Extraño ser una niña. Las rodillas raspadas eran más fáciles de sanar que un corazón roto.

Extraño ser una niña. Las rodillas raspadas eran más fáciles de sanar que un corazón roto.
¡Presiona en la imagen para ver que pasa!

Otros fondos para esta frase:

Frase publicada el Miercoles 09 de Enero del 2013 a las 03:40:21 - 10903 votos.

Frases recomendadas

Frases mas votadas del mes

Frases mas visitadas de la semana

Frases mas visitadas del mes


Cualquier asunto sobre este sitio, consultar sección de contacto de Joryx.com